picto-senderisme-viu-el-valles

El camino Romeu – ermita de Sant Muç

Camí Romeu

El camino Romeu que va de Barcelona a Montserrat fue muy utilizado por los grupos de Xatos cuando se dirigían, en romería, a la ermita de Sant Muç. Durante las fiestas de la Pascua de Resurrección, armados con cuchillos, tenedores, cucharas y parrillas gigantescas, salían de la iglesia del Hospital de la Santa Creu, en el Raval de Barcelona, donde había una capilla dedicada al santo y venían a la ermita a celebrar el encuentro. La gente de Rubí se añadía a la procesión y a la arrozada que tenía lugar ante la ermita de Sant Muç, y por la tarde se hacía un baile en la plaza del pueblo.

RECORRIDO

La excursión empieza en el Castillo, situado en uno de los puntos más antiguos de ocupación en época ibérica de Rubí. El antiguo castillo formaba parte de una línea de fortificaciones defensivas del mundo musulmán y estaba situado más al oeste, cerca de la ermita de Sant Genís.

 

En el año 1233 los caballeros de Rubí construyeron una mansión que fue transformada un siglo después en castillo, a la vez que se abandonaba la antigua fortificación. El nuevo castillo fue concebido como el punto de defensa del término de Rubí y como centro de administración feudal. Al final del s. XIV la jurisdicción civil y militar pasó a manos del rey y el castillo pasó a convertirse en residencia señorial primero y en una masía posteriormente. En el año 1983 fue adquirido por el Ayuntamiento de Rubí, que lo remodeló para adecuarlo a los usos culturales que tiene hoy en día.

 

Tomamos el camino que marcha por detrás del castillo y que bordea el muro de una nave industrial, dejando a la izquierda el itinerario local de naturaleza de Sant Muç. Llegamos a una explanada donde marcha abajo una calle asfaltada. Seguimos por el camino que pasa ante el edificio de pisos conocidos por el nombre de Pich Aguilera y que nos lleva hasta el puente-acueducto de can Claverí. Fue construido en 1753, debido a la desviación del torrente de Can Ramoneda, para poder abastecer de agua las regueras y el molino del castillo y permitir el paso del camino que dirigía a la ermita de Sant Muç.

 

Antes del puente, a la izquierda, unas escaleras nos permiten bajar al cruce de calles, donde tomamos la que sube paralela a las vías del tren, que atravesamos por un puente unos metros más arriba. Esta calle nos trae hasta la masía de Can Ramoneda, que identificamos fácilmente por su característica palmera.

 

Seguimos hasta un cruce donde el camino asfaltado marcha a la izquierda y donde tomamos la pista de tierra que sigue recto. Este tramo del recorrido coincide con el GR-96, sendero de gran tradición histórica que permitía a los peregrinos ir de Barcelona a Montserrat y a los grupos de Xatos, a la ermita de Sant Muç, a la que llegamos tomando el primer cruce que encontramos a la izquierda.

 

Ante la ermita a menudo queman los cirios que aquellos que quieren agradecer algo al santo han encendido. Volvemos de nuevo al GR y tomamos la pista que marcha a la derecha del GR. Este atajo atraviesa el torrente de Can Serra, pasado el cual encontramos un cruce de caminos. Tomamos el de la izquierda, que sigue un cortafuego, hasta llegar a un túnel que nos permite atravesar la autopista por debajo. El camino gira y discurre paralelo a la autopista. A la izquierda marcha el camino a la masía de Can Fonollet, que también tiene una pequeña ermita. Poco antes de llegar a las vías del ferrocarril, tomamos a la derecha el camino que marcha paralelo a las vías y que atraviesa de nuevo la autopista. El camino se aleja un poco del trazado del ferrocarril y atraviesa el torrente de Can Pòlit. Encontramos un cruce donde dejamos el camino por el que íbamos, y que marcha recto, y tomamos el de la izquierda, que nos encara con la ciudad de Rubí. Un pequeño túnel nos permite atravesar por debajo la vía del tren y nos lleva a una calle asfaltada que, hacia la derecha, nos lleva de nuevo al castillo.

NO OS PERDÁIS…

picto-camara-viuelvalles-147

El Castillo: el castillo de Rubí se erige sobre un cerro en la parte occidental del casco urbano de Rubí y al otro lado de la Riera. Ha tenido, a lo largo de los años, varias funciones. En el siglo XIII y XIV el castillo defendía Rubí contra bandidos y ejércitos extranjeros. En el siglo XV se convirtió en una residencia señorial sin jurisdicción feudal en manos de la familia de los Torrelles, muy vinculada a la tradición naval y militar. Finalmente, en el siglo XVI se convirtió en una casa de labradores, función que ha perdurado hasta muy entrado nuestro siglo.

 

Ermita de Sant Muç: es un santo de la iglesia ortodoxa y parece ser que su culto llegó a nuestro país en época visigótica. Esta ermita es famosa por las romerías de los grupos de Xatos, procedentes de la Barcelona ochocentista, durante las fiestas de la Pascua de Resurrección. La referencia documental más antigua de la ermita es del 1307. Sin embargo, la mayoría de los elementos visibles datan del s. XVIII. Así, el presbiterio fue construido en esta época, de la cual también datan las deterioradas pinturas del interior.

SUGERENCIAS

La ermita de Sant Muç dispone de zonas aptas para juegos y pícnic.

También te puede interesar…

cuina valles banner

Cuina Vallès

¡Descubre los restaurantes que forman parte del colectivo Cuina Vallès!

Ermita Sant Muç

Ermita de Sant Muç

Histórica ermita donde anualmente se celebra la famosa Festa dels Xatos.

castell rubi

Museu Municipal Castell (MMUC)

La mejor manera de hacer un recorrido desde la prehistoria hasta el presente de Rubí.

No hay comentarios

Deja un comentario

16 + 13 =