et-proposem

Un paseo por el Sabadell Modernista e Industrial

ANTIGA-ESCOLA-INDUSTRIAL

Os proponemos una ruta para pasear por el centro histórico de Sabadell descubriendo su patrimonio, vinculado a la industrialización y al modernismo.

Este es un itinerario circular que podréis adaptar  en función de las ganas que  tengáis de caminar.

Hotel Suís_01 OK

Punto de salida y llegada: Carrer de l’Estació – delante del Hotel Suís

Duración aproximada del itinerario: 1,5 h

Sabadell fue una de las principales ciudades industriales de Cataluña, especialmente vinculada a fabricación de tejidos de lana. De hecho, fue conocida popularmente como la “Manchester catalana”.

De este periodo han quedado testimonios que le otorgan personalidad y que nos evocan su gran vinculación con el Modernismo y su importante actividad industrial que cambió la fisonomía de la ciudad.

¡Empecemos!

El punto de salida de este itinerario es la Calle Estació a la altura de la calle de la Indústria, aquí encontramos el Hotel Suís (Juli Batllevell 1902), con una bella fachada de estilo modernista que cuenta con una gran profusión de artes aplicadas (cerámica, esgrafiados, hierro forjado) y de motivos vegetales y florales que la ornamentan. La ubicación de este hotel era bien estratégica, justo frente a la estación del ferrocarril del norte y haciendo esquina con la calle de la Indústria, un eje muy importante donde se ubicaron despachos y vapores textiles y que permitió la comunicación del centro de la ciudad con la estación de tren.

Justo delante del hotel, l’antiga estació del ferrocarril del nord (1889). La llegada del tren en 1855 a Sabadell implicó el abastecimiento de materias primas (carbón y lana) y el fomento del comercio

Tomaremos la calle de la Industria y nos detendremos para ver la Fàbrica Sallarès Deu, un antiguo despacho textil (obra de Eduard Maria Balcells i Buigas, 1912-1914) y que actualmente es la sede de la Companyia d’Agües de Sabadell. Justo en la acera de enfrente tenemos la Casa Ponsà(Gabriel Borrell 1891), que acoge el Archiu Històric de Sabadell.

* Sugerencia: A la altura de la calle Sant Llorenç nos podemos desviar un momento a la derecha para observar el Despatx Genís i Pont (Eduard Maria Balcells, 1915) que tiene una hermosa fachada con varios motivos decorativos, entre los que veremos elementos de cerámica vidriada.

Volviendo a la calle Indústria, nos detendremos a la altura del Despatx Lluch (obra de Juli Batllevell, 1908), donde actualmente se encuentra la Oficina d’Atenció Ciutadana, este fue el espacio donde la familia Lluch comercializaba los tejidos que producía. De este edificio destacan los elementos decorativos que vemos en la fachada, donde de nuevo volvemos a ver la presencia del trencadís (mosaico formado por trozos irregulares de cerámica) .

Justo delante del Despatx Lluch, nos detendremos para observar la Escola Sagrada Família (obra de Gabriel Borrell, 1905), destaca el uso del arco parabólico (muy vinculado a las creaciones gaudinianas) tanto en la puerta como la ventana. Hay que mencionar el uso de la cerámica como elemento decorativo, tanto en forma de panel de trencadís como de arrimadero (en la entrada del edificio).

Seguiremos hasta la calle del Pedregar – calle de Sant Antoni Maria Claret, donde encontraremos la Farmàcia Argelaguet, con una magnífica fachada decorada con paneles cerámicos obra de Modest Casademunt (1920-1921) y que contienen motivos iconográficos vinculados al mundo de la medicina y la farmacia.

Ah! ya que estáis aquí, no dejes de hechar un vistazo a la Casa Duran, en la misma calle del Pedregar, un edificio muy emblemático para los sabadellenses. Se construyó entre los años 1578 y 1606 y tiene las características propias de una casa señorial y, a la vez, de producción agrícola. Para saber más, podéis consultar este enlace.

* En este punto podemos hacer dos cosas: seguir el itinerario largo siguiendo la Rambla o bien, tomar un atajo e ir directamente a la plaza del Gas. En caso de querer ir directamente a la plaza del Gas, seguir dirección plaza del Ayuntamiento y hacia la calle Advocat Cirera.

BUXEDA

En caso de querer seguir por el itinerario largo, os proponemos pasear un poco por la Rambla, uno de los puntos neurálgicos de la vida social y comercial de Sabadell. La Rambla, el antiguo camino de Barcelona, fue en origen un paseo con una acera central. A raíz del aumento del tráfico que significó la exposición universal de Barcelona de 1928 se decidió suprimir el paseo central y se convirtió en un bulevar, tal como es ahora.

A la altura de los núms. 22-24 se construyó el Hotel España para alojar a los comerciantes del textil. En el espacio de la Rambla han convivido la burguesía sabadellense (con sus grandes centros, como el Casal Pere Quart, (Rambla n.69), conocido popularmente como las Voltes de Ca l’Oliver y que fue la residencia familiar de Joan Oliver-Pere Quart, y sus lugares de ocio como el Teatre Principal o el Cafè Comtal) y los obreros (con las hileras de viviendas (Rambla n. 84-114).

Podéis aprovechar también para chafardear en los diferentes comercios que hay en el eje de la Rambla y deteneros en la pastelería  Genescà (Rambla, 152) para probar las Belgues, una de las especialidades más conocidas de Sabadell.

Os proponemos girar por la calle Cervantes para poder ver el Vapor Buxeda Vell(1852-1854) (C. Cervantes, 68). De la antigua fábrica textil lanera se conserva la sala de máquinas y una pequeña parte de la nave. Si estáis interesados, podéis concertar una visita a través del Museu d’Història de Sabadell. Cabe destacar que este fue el primer establecimiento industrial de la ciudad con alumbrado eléctrico que era producido por una de sus máquinas de vapor.

Seguiremos hacia arriba por la calle Sant Pau, podéis aprovechar también para deteneros en el  Forn Tot Teca – Forn gotés (c. Sant Pau, 87-89) y probar alguna de sus especialidades como los Saballuts o els llonguets. Pasaremos por la plaza Joan Oliu donde podremos ver en medio de la plaza la chimenea de Fitisa. Llegaremos al final de la calle Sant Pau (donde encontraremos el Teatre Principal, el que fue el lujoso teatro de la burguesía sabadellense), de allí tomaremos a la izquierda la calle Sant Pere y cruzaremos la *plaza del Gas. Aquí encontraremos un edificio de Juli Batllevell (1899), que había acogido la sede de la empresa La Energía que producía electricidad a partir de motores de gas. Hasta hace poco tiempo, había ubicada la sede del Museu del Gas.

Seguiremos por la calle Sant Feliu hasta llegar a la altura de la plaza Marquilles, donde está el Art del Vitral (C. Sant Feliu, 1). El Art del Vitral es un taller especializado en la creación y restauración de vidrieras, ofrecen actividades y visitas, podeís consultar sus propuestas de actividades aquí.

Continuaremos por la calle d’en Font, donde encontraremos el edificio que acogió la antiga Escola Indústrial d’Arts i Oficis (Espacio Cultura Fundación 1859 Caja Sabadell)(C. d’en Font, 25) (obra de Jeroni Martorell , 1911). Destaca la torre cilíndrica ornamentada con cerámica vidriada de color verde inspirada en la época medieval. Podéis consultar la posibilidad de hacer una visita guiada y la programación de actividades del Espacio Cultura en este enlace.

Cuando os encontréis en este punto, si es un día laborable, os proponemos visitar el Mercat Central de Sabadell (obra de Josep Renom, 1930) donde podréis encontrar paradas con productos de proximidad y calidad, tanto en el interior del mercado como en el exterior (con las paradas de los payeses del Parc Agrari). Es un buen momento para llenar la cesta con productos locales y probar el petador y l’estrep*.

* Aclaración para los lectores: si no sois de Sabadell,  conoceréis estos productos como fuet y regaliz.

Si es un domingo por la mañana encontraréis un mercadillo de antigüedades con paradas de todo tipo.

A continuación, podéis coger la calle de l’Escola Indústrial y a la altura del Museu de l’Institut Català de Paleontologia, os proponemos que crucéis por los Jardinets de la Caixa, un bonito espacio verde en el centro de la ciudad, donde hay un jardín botánico, un estanque y un pequeño teatro. Saldréis de los Jardinets por la calle Sant Quirze y deberéis seguir hacia arriba hasta llegar a la calle Gràcia.

En caso de encontrar los Jardinets cerrados, podéis seguir arriba por la calle de l’Escola Indústrial y también llegaréis a la calle Gracia.

Una vez en la calle Gràcia, veréis el magnífico edificio de la Antiga Caixa d’Estalvis  de Sabadell (c. Gràcia, 17-29) (obra de Jeroni Martorell, 1906 a 1915). Cabe destacar la fachada con un gran conjunto de motivos decorativos que simbolizan el ahorro, el comercio, la cultura… Podéis consultar la posibilidad de hacer una visita guiada para conocer mejor el edificio y descubrir su hermoso interior aquí.

Desde la calle Gràcia, tomaremos la calle de la Rosa hasta el Passeig de la plaça Major donde pasearemos un tramo hacia arriba hasta llegar a la calle Palanca, donde podéis girar por la calle Marià Fortuny y atravesar por la plaza Ricard Simó. Justo delante de vosotros tendréis el Museu d’Art de Sabadell. El Museu d’Art de Sabadell está ubicado en la antigua casa-fábrica de la família Turull, un ejemplo de construcción donde el espacio de vivienda y de trabajo comparten el espacio. Podeís consultar en este enlace más información para poder visitar el edificio y  las colecciones que se custodian.

Siguiendo nuestro paseo por la calle Comèdies, giraremos a la izquierda por la calle de la Lluna y a la derecha por la calle Les Paus, donde encontraremos los Safareigs de la Font Nova (c. De les Paus, 35) (obra de Miquel Pascual y Tintorer, 1892), unos lavaderos públicos con una fachada de obra vista y decoraciones cerámicas en forma de motivos florales. Siguiendo el recorrido, veremos la escuela Enric Casassas (C. Llobet, 77) (obra de Juli Batllevell, 1897) con una fachada de obra vista muy trabajada y un panel cerámico con el escudo de Sabadell obra del ceramista Marià Burguès.

Ahora ya en el tramo final de nuestra ruta, seguiremos por la calle Les Paus hasta llegar a la calle Arimon (una vez aquí, si llegamos hasta la Gran Vía, veremos el edificio de la icónica fàbrica Artextil en el otro lado). Siguiendo a la derecha por la calle Arimon encontraremos la Casa Arimon (C. d’Arimon, 24) (Reformada por Josep Renom el 1911) de la que debe destacarse la gran presencia de artes aplicadas que embellecen la fachada: cerámica, esgrafiados, hierro forjado… Continuando nuestro camino llegaremos al punto de partida: la calle de l’Estació, donde daremos por terminada la ruta.

Ah! Si todavía tenéis  ganas de caminar, alargad un poco el recorrido por la calle de l’Estació en dirección a la calle Tres Creus, encontraréis la Biblioteca Vapor Badia, ubicada en un antiguo edificio fabril que ha sido recuperado para acoger la biblioteca central de la ciudad.

PARA TOMAR ALGO… 

A lo largo de vuestro recorrido encontraréis establecimientos de todo tipo: para el desayuno, para hacer el aperitivo, para tomar algo, para comer, para la merienda o la cena.

¡La oferta de restauración es muy variada y para todos los bolsillos!



		

SI QUERÉIS IROS CON UN RECUERDO DE SABADELL… 

Podéis visitar la tienda Estripa’m més (Rambla, 103) donde encontraréis recuerdos muy originales inspirados en el imaginario sabadellense. Tambéin podéis optar por los productos de Pura Ceba, una iniciativa para poner en valor el sabadellenquismo y los rasgos identitarios de la ciudad, se pueden encontrar en Moviment Nat (c. Raval de dins, 13).

También podéis llevaros una cajita de Belgues del Genescà o una botella de vino Arraona, elaborado con uvas de las viñas del Parc Agrari de Sabadell.

PARA SABER MÁS…

¿Cómo llegar? 

Podéis consultar este enlace para conocer más detalles sobre cómo llegar a Sabadell.

Valoració

[Total:0    Promedio:0/5]

Galeria

Comparteix

Facebooktwitter

Envia-ho a un amic

mail

Imprimir

Imprimir
No hay comentarios

Deja un comentario

tres × dos =