logo-turisme-equestre-viu-el-valles

Ruta del Mirador

ruta-del-mirador

Ruta por la zona entre Sentmenat y Caldes de Montbui, por la zona nordeste de la comarca. Es un camino circular, de aproximadamente hora y media de duración, que muestra el paisaje singular de la llanura vallesana, combinación de cultivo de secano y bosque mediterráneo de la zona.

Se pueden realizar rutas de duración más larga, de toda una mañana o tarde, de todo el día e incluso de fin de semana, siempre por parajes naturales y bien conservados, de montaña mediana, cerca del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. También ofrecen salidas hacia la llanura vallesana, recomendadas sobre todo en invierno.

RECORRIDO

Esta ruta es una buena muestra del paisaje ruderal que a lo largo de la historia ha formado la comarca, antes de la expansión de las urbanizaciones y los polígonos industriales. A caballo de los términos municipales de Sentmenat y Caldes de Montbui, pasaremos por diferentes masos y veremos variedades sutiles del bosque mediterráneo.

Salimos de la hípica hacia la derecha y enseguida cruzamos una riera, con plátanos, chopo y caña americana. Seguimos la calle y en la curva seguimos por el camino de tierra, a mano derecha. Tenemos una finca forestal vallada. Vemos bosque de pino blanco y encina, con un sotobosque de romero, brezo, estepa y lentisco.

Cogeremos el camino más estrecho con la indicación hacia Can Senosa y, en el desvío, donde hay una señalización de bicis, tomamos la derecha haciendo una leve bajada. Seguimos con bosque de pino blanco hasta la riera donde encontramos mucha caña americana y a la izquierda unas grandes zarzas. Justo después de pasar la riera podemos ver unos rosales silvestres al margen izquierdo, cerca del camino. Aquí vemos como el bosque se va mezclando con encina a la izquierda y a la derecha se abre el terreno lleno de retama e hinojo.

Aquí el camino es llano, vemos pino blanco y encina joven. Por detrás ya se ven campos de cereal y cuando llegamos se ve la masía de Can Fruitós. Dejamos a la izquierda un camino de montaña hacia el castillo de Gallifa entre otros destinos. Llegamos hasta frente la masía, pasando primero por el lado de la balsa de agua a la izquierda y prácticamente ante la puerta vemos un gran conjunto de laurel con higueras que marcan el desvío a la izquierda. Lo cogemos y vemos como nos encaramos hacia la montaña de Can Fruitós.

Pasamos en medio de los campos, los márgenes se van elevando llenos de zarza e hinojo y cuando el camino empieza a subir, ya tenemos otra vez bosque de pino con encina. A la derecha podemos ver un gran roble que aprovecha la humedad del torrente.

Vamos subiendo el camino, pasamos el torrente y dejamos un desvío a la derecha y seguimos recto arriba. En los márgenes podemos ver estepa blanca, de hojas pilosas, claras y flor fúxia y estepa borrera, más bajita, de hojas oscuras y flor blanca, romero y aliaga.

Al margen derecho podemos ver la roca esquisto, cómo se rompe en láminas finas, que va apareciendo entre el suelo arcilloso, más cobrizo. A media subida podemos ver como entre los árboles aparece lentisco, roldón, madroño y algún roble disperso. Poco después a la derecha veremos un pequeño sendero que sube en diagonal. Lo enfilaremos hasta que forma una pequeña plaza. Aquí tenemos un buen mirador del valle.

Volvemos atrás por el sendero hasta el camino principal que retomamos a la derecha, arriba, hasta el collado del Català donde hay un desvío: hacia Sant Sebastià de Montmajor y Santa Maria del Grau a la derecha y en Sentmenat a la izquierda. Cogemos este último, de bajada. El suelo continúa siendo arcilloso, blando. El camino va bajando suavemente, bajo la sombra del bosque denso, de pino y encina joven. En una curva a la izquierda, cruzamos un pequeño torrente.

Hay un sendero que avanza recto hacia el plano de les Absoltes. Aquí podemos ver pinos llenos de hiedra y zarzaparrilla, con la hoja más brillante y con espinas. Cuando el camino se abre ligeramente por la derecha, vemos los campos de cultivo de Can Senosa y la masía que queda protegida por el margen derecho. Si nos fijamos, por encima de un peñasco podemos ver el castillo de Guanta, antigua masía fortificada donde ahora hay un restaurante.

Continuamos bajando y cuando el camino se vuelve casi llano, en una curva a la derecha pasaremos un pequeño curso de agua. A la izquierda podemos ver la figura de una virgen, rodeada de flores que trae la gente de Sentmenat. Después de pasar el torrente encontraremos un banco hecho con piedra rojiza, de la zona.

Continuamos el camino, más calcáreo con un bosque de pino más despejado hasta que veremos el desvío que al principio hemos cogido para ir a Can Fruitós, que ahora nos queda a la izquierda. Seguimos la pista adelante hasta la entrada en la urbanización, volvemos a pasar la riera por el puente y a la izquierda ya volvemos a entrar a la hípica.

DESNIVEL

3

NO OS PERDÁIS…

picto-camara-viuelvalles-147

Can Fruitós: mas que toma su nombre de una antigua capilla dedicada a Sant Fruitós. Hasta el 1868 pertenecía al antiguo territorio conocido como Condal. Era una capilla situada en el término de Sentmenat, pero que dependía de la parroquia de Caldes. Su nombre aparece por primera vez en 1066.

El mas presenta la típica estructura de la masía del siglo XVIII; pero diferentes reformas posteriores le han dado una fisionomía diferente, que corresponde más a una masía del siglo pasado. A pesar de todo, conserva muchas de sus estructuras iniciales. En el patio lateral interior hay dos arcadas góticas muy esbeltas y muy bonitas. A su lado, la ermita románica annexa se conserva en muy buen estado. Es una ermita de planta simple, con bóveda de cañón. Desde el camino mismo se puede observar el ábside.

Can Senosa: masía conocida también como Cortijo de Aiguasenosa, situada en el valle del mismo nombre y en territorio del antiguo Condal. Aparece documentada por primera vez en 1002. Varias reformas y modificaciones han desdibujado su forma original; a pesar de todo, todavía se puede observar una ventanilla gótica de la construcción primitiva

Casa de Guanta (se ve de lejos): la Casa de Guanta es de antes del siglo XV, pero la documentación sobre la existencia de esta masía es confusa, si bien hay noticias de los linajes Guanta y Castellet de Guanta desde el siglo XIII. La distinción entre castellet y casa no se puede hacer hasta el siglo XV.

Castell de Guanta (se ve de lejos): más arriba de la Casa de Guanta, sobre el cerro del Corb o del Moro, se encuentra el castillo de Guanta o dels Moros, del cual sólo quedan pequeños escombros. También recibe el nombre de castillo del Moro. Por cronología documental, es anterior al castillo de Sentmenat, puesto que es mencionado por primera vez en 1012. Parece que el origen del topónimo Guanta está en el nombre propio de persona, Gonter, del siglo X. El castillo de Guanta formaba parte de la red de castillos de defensa y torres de vigilancia cristianas contra las razias de las tropas musulmanas situadas más allá del Llobregat. Fue, según la leyenda, refugio del conde Borrell.

SUGERENCIAS

El bosque y el torrente de la Guanta, el monte de la Creu, el dolmen de Serra Cavallera, el mas d’en Cisa, el castillo de Sentmenat, la torre Roja y los restos de un poblado ibérico en sus inmediaciones son puntos de interés cercanos a esta ruta.

También te puede interesar…

banner_visita-a-productors

Visita a nuestros productores

Prueba los sabores únicos del Vallès directamente de la mano de sus productores.

viu-el-valles-logo-imatge

Ruta del Pont de Masover

Déjate enamorar por el paisaje agrícola que rodea la villa de Ullastrell.

banner_restaurants_singulars

Restaurantes singulares

Hemos recopilado un listado de restaurantes únicos y de calidad en el Vallès. ¿Te los perderás?

No hay comentarios

Deja un comentario

dos × dos =